Menú inferior

NUESTRA ÉPOCA PONE A PRUEBA EL ALMA DEL SER HUMANO

Hay seres humanos que dibujan la historia de nuestra especie con amor y delicadas líneas descifradas en sus almas, como verdaderos artistas de la vida, y, sin embargo, hay unos otros pocos, muy pocos, que entorpecen el devenir de la especie humana, como bárbaros que imprimen la realidad cotidiana. Son muchos los que sienten la verdad en su intimidad, mientras padecen las agresiones de parte del tirano de turno.

El dictador con delirios de grandeza mesiánica, por qué lo consigue. Hoy se logra una civilización de obligaciones y angustias y mezquindades y sufrimientos. Unos pocos desalmados imponen, mientras que el resto padece las consecuencias de su desvarío, ¿por qué? ¡Simple! Porque la mayoría de la población, sigue imaginando e intuyendo, en vez de plasmarlo en los actos que devienen situación y circunstancia.

Los acontecimientos que se imponen, a los que obliga una autoridad desquiciada sin ápice de bondad, son los que son y están donde están y pasan como pasan, por la pasividad y el exceso de fe y esperanza de la ciudadanía planetaria. En vez de la acción trepidante del apasionado comprometido con la responsabilidad de su existencia a plenitud de facultades, la mayoría se conecta al Internet o mira hacia otro lado, cruzados de brazos. ¡Miedo!

Absurdo miedo aniquilador que es pero que la oportunidad de salvarse. Miedo que debe sustituirse por la confianza y la honestidad que devienen coraje y acción trepidante: compromiso y responsabilidad.

¿El ciudadano puede vivir sin arrodillarse?…

El ser humano debe vivir sin doblegarse ni traicionar su energía, su esencia genuina, ese palpitar intimo y particular, que bien puede transformarse en regalos preciosos a la comunidad. Todos somos de valor y disponemos de nuestra perla. Ese granito de arena que contribuye a la playa. A la playa limpia.

Pero en vez de adorar su esencia y energía capaz de vibrar en sociedad, la mayoría de ciudadanos idolatran al gurú o el líder, al uniforme y la insignia, el certificado oficial y el arma legal, los ídolos de barro que se constituyen en algoritmos y dictadura digital.

Se arrodilla la población ante un Sistema corrupto, maligno, deplorable. Rechazando su mejor versión, su identidad genuina y autentica que habla de amor y verdad, belleza y libre albedrío. Un libre albedrío que puede ser voluntad consciente, en vez de sumisión y aceptación de obligaciones inhumanas que provienen de una autoridad arbitraria.

Con lo fácil que es mirarse al espejo y verse reflejados, en vez de buscar un referente a quien copia e imitar o simplemente, seguir. ¿Por qué no seguir los dictados de la propia alma?

Seguramente porque casi nadie los escucha. Pocos los atienden, en ese huracán de tendencias coercitivas y creencias populares diseñadas para traicionar el sentir interno. Con lo simple que es trasladarse al otro lado del espejo y observarse en su totalidad. Comprender la potencialidad desde la quinta dimensión que se aleja de la prisión que es la dualidad de la tercera dimensión.

Atender y entender los principios humanistas, es una decisión intransferible. Una manifestación de la propia divinidad del ser humano mediante su desarrollo y expansión. Un principio es una idea que nunca será ídolo o ley. Jamás será una obligación o una imposición. siempre será consecuencia del emerger de tu identidad, la constatación de tu individualidad que si parte del alma, será verdad y bondad, amor y belleza.

Sin principios humanistas, ¿hay un destino? ¿Existe un rumbo? La consciencia de unidad y la fraternizad universal, así como el bien común y la alegría compartida, son el destino, los pilares del rumbo que dan como resultado la sociedad mejorada.

El ciudadano encuentra sentido en el Proyecto ACIMUT porque detalla la respuesta al Sistema obsoleto que ha configurado un mundo determinado por el abuso de un poder protagonizado por las armas y la violencia. Sin embargo, el verdadero poder radica en el alma humana, está en los dones particulares de los hombres y las mujeres y en sus talentos particulares que son habilidades y destrezas que bien pueden sumara la comunidad.

Ese “arrodillarse” ante Dios u otra clase de ídolo, equivale a traicionar la propia divinidad y ceder al espejismo, en vez de participar de la fuente universal mediante ese conducto y canal inequívoco que es la energía que no se restringe, sino que emerge y se proyecta con una propósito vital que le da sentido al proyecto existencial. Esta es la capacidad de acimut que deviene útil herramienta para los habitantes del territorio que transgreden el Sistema para corregirlo y ofrecer a las nuevas generaciones un modelo armonía convivencial.

Basta de se buscando, enredados en a infinidad de conocimientos que están siendo teledirigidos, programados, fabricados y orquestados para llegar al confuso y desorientado. Encontrar es estar alerta despierto, consciente, con el alma al descubierto y vibrando con intensidad. Entonces el sendero invisible se hace visible con cada paso acertado.

Encontrarle sentido a la vida le dota al existir significado. Pero ese “significad” nadie te lo puede explicar. Tan sólo uno mismo puede descifrarlo. Es un misterio que sin embargo, no es un secreto. Está ahí. Es una verdad inconmensurable.

Nunca será en los datos ajenos, los que otros suministran o los que proponen las máquinas. Desde el silencio se atiende la voz interior, la voz del cosmos, la voz de la fuente universal.

Jamás serán los relatos de otros o las profecías antiguas o los veredictos oficiales de un Estado, como tampoco los mensajes que aseguran algunos provienen de las estrellas o los hermanos celestes. En el éter inmediato está la voz que es tuya y mía. Es de todos. Sin dueño se expresa para que se convierta en palabra y hecho, evento asombroso sin proviene de la pureza. De la esencia que no ha sido adulterada o envenenada.

Toda historia que es la propia vida que se transforma, equivale a la vibración honesta y valiente. Allí donde la autoridad ha dado las consignas oficiales que devienen las piezas de anclaje al Sistema, a la maquinaria que engulle la humanidad del los seres humanos, s que da comienzo a la traicionan. La deslealtad con la energía y la opción de la plenitud.

Fíjate en los detalles que no encajan, en los matices que no concuerdan, allí donde hay que empujar para insertar las cosa para que cuadren y funcionen. surge una inarmonía que tan sólo la sensibilidad percibe. Una incomodidad que deviene angustia y sufrimiento que se camufla con vicios y depresiones y medicamentos. Pero los seres humanos en estado natural, nunca caen en doctrinas. Jamás se dejan atrapar en un auto suicidio consentido y compartido.

La guerra es la perversión de la mente y el ego, la separación de la misma vida, del amor, la consciencia, la energía. ¿Por qué está en guerra el ser humano consigo mismo?

Que alguien pretenda ser dueño señor y, que alguien acepte ser un sumiso esclavo o un ciudadano obediente, a sabiendas del daño y el perjuicio, es un delirio gigantesco que se ha dado desde la educación infantil, desde los conocimientos que han sido la doctrina del autómata de nuestra civilización, Por ello las Escuelas Alternativas y las Asambleas Ciudadanas y un “humanizar la autoridad” desde la Democracia Pura y la Política Vanguardista, porque es tiempo de corregir y devolver el sentir al transcurrir del trayecto existencial en la Tierra.

No te arrodillas ante la energía, participas de ella, la sientes adentro y la compartes, participando con el espacio que ocupas. Te arrodillas ante el uniforme y la insignia, la ley y la autoridad que chantajea y abusa para obtener obediencia. Nunca se trata de una devoción natural. Sin embargo, cuando comprendes que se participa del mundo saludable y pacífico cunado la dinámica de la espiritualidad creativa se aplica al espacio inmediato, ocupas tu lugar en el cosmos, en el planeta, en la historia, en el devenir de la especie humana.

La mente, únicamente tiene valor y es de utilidad en las tareas técnicas y los aspectos de lógica y razonamiento, sin embargo, es un absoluto estorbo para el proceso de la vida que se pretende con significado y destino. Porque hay motivaciones del alma que no caben en las ideas y los pensamientos, provienen de la intuición y la percepción sutil que conecta la propia consciencia a la consciencia universal y la fuente de la energía cósmica.

Pero el Ego que ha fabricado el Sistema desde el temperamento materialista y ese “tener y acumular” para sentir alguien importante que se identifica a través de los objetos y las posesiones, es quien cava la tumba del ama y la humanidad del individuo que se convierte en computadora ciudadana, camino del transhumanismo y el metaverso.

La energía radica en o profundo de cada uno de notros y, se convierte en palabra y acontecimiento, cuando logras que vibre, que se expresen los principios humanistas, que se manifiesten los dones y talentos que hacen de nuestra individualidad una comunidad rica y plural. Será el diálogo interno y el debate colectivo lo que logra, gracias al ACIMUT, la agenda ciudadana transgresora para la consecución de una convivencia armoniosa en un espacio plagado de afecto y respeto y empatía, donde la ayuda mutua y el apoyo recíproco plasman la evolución altruista que demanda la época actual.

Pero el SISTEMA y el Gobierno Central Global y el entramado de estructuras que organizan la vida del mundo, de espaldas a los ciudadanos, traicionando la humanidad de los hombres y mujeres, continúan articulando un esquema perjudicial y dañino que restringe y silencia, anula y rechaza lo mejor de cada individuo: su libre albedrío.

La final, todo es más simple de lo que nos imaginamos, pero se tergiversa y se hace complicado para que existan los intermediarios y los intérpretes, porque en en mundo de la superación personal y el desarrollo y el coaching hay mucho negocio montado. Mientras la Iglesia y las religiones te señalan “Amarás a Dios sobre todas las cosas” al creyente se le escapa el detalle. Será al sustituir la palabra “dios” por energía que las cosas se ponen en su lugar. Será en la intimidad que, al comprender la energía, verás que es lo mismo que la vida y la consciencia y el amor y la libertad. Pero hace falta honestidad, lucidez, percepción, intuición.

Cuando lo entiendes, los colores obtienen mayor intensidad y, las formas, son más flexibles y ágiles. Será al sustituir el significado de “caos” que el Sistema le otorga a la anarquía. Porque la anarquía no es el vandalismo y el pillaje en las calles. Es la ausencia de una autoridad ajena a uno, es decir, la expresión de la untad genuina y la preponderancia del libre albedrío como punto de partida.

Importa.. averiguar.. ¿Quién tiene la culpa? Puede ser muy culpable, quien constituye su propia servidumbre voluntaria. Puede ser muy culpable, quien dedica su vida a someter al resto de sus semejantes. Sin embargo, nunca se trata de culpabilidad. Jamás se trata de señalar con el dedo. Siempre es una cuestión de responsabilidad. De asumir los actos y confirmar si están dentro o fuera de los principios humanistas.

La vida miserable no es culpa del gobierno tirano o la dictadura digital. Siempre tiene que ver con la actitud que deviene en conducta. Con las convicciones que se respetan o se adulteran y se traicionan. Con la intimidad que se abandona para que otros la envenenen hasta que se pudra. Elegimos. Decidimos. Cada uno de nosotros, porque no hacerlo, apostar por la fe o la esperanza, es una forma de pasividad que es una elección que se decide en la privacidad de uno mismo. Que nos empujan, nos mienten, nos engañan y nos manipulan.. ¡cierto! Pero eso se resuelve con tomar posición en los lugares donde se redactan las normas y las reglas. Así de fácil es. Que nadie me diga que no le interesa estar en política.

No puedes NO comunicar. Aún en silencio. el lenguaje corporal habla. Una sonrisa, un gesto, una mirada. Todo dice cosas.

No puedes “no estar en política”. desde el momento que eres un ciudadana dentro de un sistema político, estás afectado por la política y, puedes participar o ignorar la oportunidad de participar, pero hagas lo que hagas, te mojará igual que la lluvia, a menos que dispongas de un paraguas. ACIMUT es el paraguas que te protege del abuso de la autoridad arbitraria.

Los hombres y mujeres, ya sean adultos o jóvenes o ancianos, pueden someterse voluntariamente a los designios de otros, renunciando a su libertad o.. pueden tomar el control de sus vida y participar de la sociedad que se mejora a sí mismas desde la base, incidiendo en las Escuelas Alternativas, las Asambleas Ciudadanas, los plenos de los ayuntamientos, con portavoces de la política vanguardista que devuelve la pureza a la democracia y la humanidad a la autoridad. La solución existe. La oportunidad está. El Método ENERGYS se extiende en la comunidad, como puente entre la sociedad y el gobierno del pueblo.. para el pueblo.. por el pueblo y con el pueblo en ambos hemisferios conectados.

En el principio, nunca fue el Verbo, porque el verbo deviene en la palabra y el lenguaje simbólico que la mente trabaja. Así comienza la sutil trampa que separa el alma de la fuente misma de la existencia humana. Podríamos vivir sin hablar, tan solo con gestos. Quizás se hubiera dado la telepatía. El principio siempre ha sido la energía, la vibración de la energía que pasa del éter a lo manifiesto, igual que una idea se transforma en algo físico. Lo que permite al animal racional ser consciente de sí mismo, no es la mente o el cerebro. Es la vibración del alma que crea el espacio y el tiempo. Es la intuición que deviene percepción y sensación, una especie de certeza que no pasa por la mente del ego. El ego está construido con los conocimientos que el Sistema inserta en el niño que llega a la cuna y la escuela y el mercado laboral donde la trampa del dinero lo empuja y lo obliga, siempre, ha desatender la potencialidad innata que como ser humano contiende de manera innata.

Immanuel Kant aseguró que “El hombre es el único animal que necesita un amo para vivir” pero eso es para justifica la autoridad, ya sea de Estado o la Religión. La frase no puede pronunciarse así “el ser humano es el único animal que necesita un amo para vivir” dado que entonces, no sería humano. Si es un animal, significa que solo es consciente de la manada y la especie, nunca de sí mismo y jamás de la propia identidad que lo diferencia de los demás. La humanidad autentica, implica la consciencia de la energía, es decir, del libre albedrío.

Lo que significa ACIMUT como estimulo social, tiene que ver con el poeta y místico Antonio Machado, quien apuesta por vivir en libertad con su “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Esta es la premisa de ACIMUT. Planteamos algo nuevo, distinto, alternativo, divergente, sin precedentes. Para que los seres humanos no llegue al umbral de la muerte con una sensación de haber estado viviendo un vida que no era la suya. Para que se den cuenta en el aquí y el ahora de la fabulosa oportunidad de corregir y re-escribir la historia de nuestra especie. Conectando con ese palpitar genuino de la existencia a plenitud de facultades. Viviendo con la peculiar inocencia del infante. Sólo así se alcanza el trayecto existencial, el proyecto vital, el sendero invisible que se hace visible. Porque el acertado paso es la inocencia que no sabe nada del miedo o la autoridad. Esa inocencia que es atrevimiento y desafío ante la adversidad.. ¡por curiosidad! Por el anhelo de experimentar la vida y descubrir su singularidad.

La sensibilidad nunca está en la mente. Jamás hay intimidad en lo mental, eso radica en lo profundo del alma. La sensibilidad es bondad. La bondad es sensibilidad. Pero esto tan obvio, se corrompe en la mente y los pensamientos amaestrados y condicionados por la programación y las etiquetas y los prejuicios inculcados desde niños.

¿Has probado a estar un día entero sin pensar?.. Me refiero descartar las señales que llegan de afuera. Sólo inmerso en el silencio que revela melodías maravillosas. Datos extraños y mensajes francamente recónditos y de difícil asimilación, por no poderse comprobar y contrastar desde lo científico y lo mental y lógico de la razón.

Los animales reaccionan, son impulsivos. La conducta racional, no reactiva en el ser humano, sin embargo, es una característica. Pero no es la Totalidad. Se trata de una capacidad, fruto de un trabajo intencional y sostenido en el tiempo, pero jamás equivale a la potencialidad total del ser humano. El detalle es que el ciudadano pasa a ser “animal” impulsivo, en el momento en el que hay miedo de por medio. Se reacciona a un temor, que a menudo, ha sido inventado, creado para darle forma al miedo.

Pero el 95% del miedo es irreal. Está fundado en los pensamientos compulsivos, intermitentes, teledirigidos, que son orquestados por los ingenieros sociales del “lado oscuro” del Sistema. La “razón y la lógica” son una posibilidad del animal parlante, pero no son todo. De hecho, el mayor inconveniente de los avances tecnológicos y las computadoras y los algoritmos es que son datos, conocimientos que se insertan. Sin que el factor imprevisto o espontaneidad o creación e inventiva, existen, de facto.

Es cuando “te arrancas la cabeza” y te suspendes entre dos pensamientos que la plenitud surge de repente cono el sol luego de la borrasca y los chubascos. Claro que se puede vivir sin miedo. Por supuesto que se puede vivir in tantas palabras y lenguajes y símbolos. De hecho, me relajo en la Naturaleza y, estoy excitado y estrenado en la ciudad donde la contaminación visual y acústica me acosan por todos lados. Además del influjo de las ondas electromagnéticas que afectan negativamente a quienes desde la sensibilidad y la vibración energética operamos a diario. El lenguaje se tergiversa y las mentiras quedan opacadas por el engaño que viste al verdad con feos ropajes que sólo mente y ego entienden.

Desinfectarse de la preponderancia de la mente y el ego, desenchufarse de la programación y la influencia mediática, desconectarse de la tecnología y los efectos secundarios de la ausencia de abrazos y caricias por exceso de pantallitas.

Los ciudadanos-computadora son autómatas biológicos perfectamente controlados a través de la tecnología que de ninguna manera pueden llamarse seres humanos. Cada día que pasa serán mas y más, a menos que tomemos las riendas de nuestras vida y, te guste o no te guste, pasa por lo que se llama POLÍTICA. Pero ACIMUT le otorga al vocablo su genuina esencia: el arte de hacer posible aquello que es necesario.

El clasifico mecanismo e Problema-Reacción-Solución se mueve en lo global y la Geopolítica y los organismos internacionales que trituran la soberanía de los gobiernos, pero lo legitimo de “lo local”. El amor al vecino, la solidaridad con el residente, la comunicación con el habitante que comparte el territorio, desde ACIMUT, logra coherencia y garantiza la integridad humana y espiritual de los ciudadanos. ¿Te interesa?

No comments yet.

Deja una respuesta

ALEXANDRO ENERGYS - Webmaster