Menú inferior

programa electoral acimut comunal 2023

Borrador del programa electoral ACIMUT

PASAR DE LO “POLÍTICAMENTE CORRECTO” A LO HUMANAMENTE ADECUADO CON ACIMUT COMUNAL

El acimut comunal concibe en cada municipio el inicio de las actividades de las comunidades naranja, cuyos distintos programas de acción directa son parte del movimiento de innovación social que habla de evolución altruista y principios humanistas. El presente escrito es simplemente un documento de referencia para orientar y estimular el proceso, logrando unificar la finalidad de la Agenda Ciudadana Municipal Transformadora. Por lo tanto, únicamente constituye un material pedagógico del que partir, complementándose con las circunstancias de cada lugar, y ampliándose, según la idiosincrasia y coyuntura concreta de cada territorio y del sentir natural de sus habitantes.

Pretende ser luz que alumbra la oscuridad, si es que hay sombras y existen las dudas o prevalece la ausencia de imaginación para crear con significación. Será válido pues, para cualquier municipio que lo utilice como borrador. Es un texto del cual partir para satisfacer las propias necesidades más básicas y fundamentales (independiente del territorio y del país), con el propósito de que se consigan abrir alternativas para organizarse según los atributos del alma, desmarcados del temperamento materialista y lo virtual y robotizado que automatiza la existencia. 

De la lectura pueden extraerse los bosquejos para los proyectos y las campañas y los eventos más relevantes que conforman los detonantes que marcan la diferencia, mostrando que somos auténticos “motores para la mejora” que aceptan desafíos y se divierten con la aventura de la vida. Se trata de adquirir los hábitos para la autodeterminación y el empoderamiento, el acceso a la autenticidad y la autonomía que proyecta bienestar general. Sin embargo, a excepción de la disposición (*) los programas definitivos de servicios humanos y comunitarios, serán las conclusiones finales de cada comunidad naranja que se organiza para darle expansión al acimut comunal.

 

  1. NECESITAMOS LIBRE ALBEDRÍO. QUEREMOS EL PODER PARA DETERMINAR EL DESTINO DE NUESTRAS EXISTENCIAS PARTICULARES, TANTO COMO DE LAS COMUNIDADES EN LAS  QUE PARTICIPAMOS. Consideramos que los los niños y los mayores son los colectivos más vulnerables y frágiles. Asimismo los adultos, hombres y mujeres sometidos a presión sistemática del gobierno, nunca serán enteramente libres bajo la obligación de cumplir leyes en las que no han participado y, lo que es más grave todavía: no han delegado para que se aprueben. Por consiguiente, la visión de “lo local” es el punto de partida para conseguir la posibilidad de existir a plenitud de facultades. Es legítimo que sean los habitantes del territorio quienes ostenten la responsabilidad de la gestión pública que determinar el destino del municipio.
  2. NECESITAMOS PLENA LIBERTAD PARA EL DESEMPEÑO DE LAS ACTIVIDADES EN EL TERRITORIO. Consideramos que el gobierno central condiciona las oportunidades laborales y los empleos, por lo que reclamamos la posibilidad de programas de empoderamiento y emprendimiento para garantizar la identidad y autonomía de los habitantes del territorio. Disponemos del deber de generar mecanismos para la innovación social y el desarrollo de proyectos específicos de mejora del municipio y sus instituciones. En caso de que el estado de España no facilite las condiciones para generar empleo y disminuir la delincuencia, hay maneras alternativas de relacionarnos e interactuar en favor de la armonía convivencial y el mundo saludable y pacífico. Nos legitimamos para utilizar medios recursos y tecnologías para producir bienes y servicios suficientes para la comunidad y sus visitantes, de manera que nos organizamos para garantizar la creatividad y la cooperación, desde la solidaridad y la fraternidad.
  3. NECESITAMOS EL FIN DEL EXCESO DE IMPUESTOS A NUESTRAS COMUNIDADES OPRIMIDAS POR PARTE DEL GOBIERNO CENTRAL Y LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES. Consideramos que desde hace décadas, el gobierno “de los partidos tradicionales” que alternan su paso por el ejecutivo, han arrebatado los atributos ciudadanos, lastimando su potencial y debilitando sus dones naturales, restringiendo y limitando la capacidad de los hombres y las mujeres. Ahora demandamos afecto y respeto y exigimos que el bien común constituya una realidad palpable que pueda verse reflejada en las acciones y los resultados del gobierno central. 
  4. NECESITAMOS OPORTUNIDADES. Consideramos que el discurso sobe “igualdad” está agotado y, además, se tergiversa, cuando se vincula al transhumanismo. Las ondas electromagnéticas y los dispositivos móviles inteligentes, han venido a restringir la movilidad física e intelectual, filosófica y humanista. Los ciudadanos han perdido su dignidad por forzar ciertos abusos de la autoridad. Se lastima con crueldad disimulada desde la Inteligencia Artificial, por lo que el saludable desarrollo de los individuos, resulta imposible para la mayoría de la población del planeta. Hoy se daña la dignidad si no existe la igualdad de oportunidades entre unos y otros.  
  5. NECESITAMOS ENSEÑANZAS ALTERNATIVAS QUE DESCARTEN EL CULTO A LA AUTORIDAD Y LA OBEDIENCIA. Consideramos que los programas de educación obligatoria no muestran la decadencia de la actual sociedad de corte esquizofrénico por las numerosas disyuntivas ambiguas a las que se empuja a los futuros adultos. Nos inclinamos por facilitar los principios humanistas como base para el desempeño ciudadano, partiendo de los dones naturales y los talentos particulares que hacen a cada individuo un ente indivisible y original, de manera que la voluntad consciente es lo que dirige el impulso de los habitantes del territorio que adoptan nuevos hábitos que se expanden de las escuelas alternativas soberanas a las asambleas ciudadanas libertarias y el Juicio popular soberano. Queremos que cada niño y niña se descubra a sí mismo, para determinar libremente su propósito vital y el trayecto existencial durante su vida en la Tierra, mediante el proyecto que diseña en su diálogo íntimo e intransferible, el estilo que lo caracteriza desde las actitudes y las conductas y decisiones de las que se hace responsable. Dado que si los habitantes del municipio desconocen sus tesoros internos (habilidades y destrezas) entonces desconocen su genuina esencia y, así, es imposible encontrar la adecuada posición en la sociedad y el mundo, por consiguiente, se reducen las oportunidades de alcanzar la mejor versión, contribuyendo a mejorar la sociedad.
  6. NECESITAMOS EL CUIDADO EN EL DESARROLLO DE NUETRO POTENCIAL COMO COMUNIDAD. Consideramos que la “comunidad” es el arte de poner en común la unidad, por lo tanto, desde la idiosincrasia del lugar y la coyuntura municipal, se trata de crear el marco apropiado para el debate rico y plural, cuya expresión denominamos Asamblea Ciudadana Libertaria. Queremos tener la confianza en nosotros, la oportunidad de emerger y trascender en la sociedad, y, sobre todo, de configurar un entrono adecuado donde se cumple la única ley que a nuestro entender debe ser de obligado cumplimiento para todos, y que reza así: nunca, jamás, bajo ningún concepto, herir, lastimar, dañar o perjudicar a un ser humano. Queremos que desde el gobierno local seamos capaces de proveer, del marco idóneo, sin cargo alguno desde el gobierno central, para que los individuos, hombres y mujeres del municipio, podamos ser honestos y valientes, comprometidos y creativos, autónomos y responsables.
  7. NECESITAMOS EL FIN INMEDIATO DE LA BRUTALIDAD POLICIAL Y FISCAL Y MILITAR QUE SOLO DEMUESTRA VIOLENCIA Y CRUELDAD. Consideramos que las distintas fuerzas de orden y seguridad se exceden en sus atribuciones, llevando a cabo actuaciones lamentables, puesto que sus gestos y acciones están dirigidas sutilmente hacia el control y la vigilancia y la sumisión, para la dominación, constituyendo claras muestras de abuso de poder válido solamente dentro del derecho de la ley positiva. Por consiguiente, ponemos especial énfasis en el derecho natural, así como la consciencia de unidad y la premisa de que cada ser humano es una célula del organismo vivo llamado especie humana. Estamos en el derecho de defendernos ante las distintas agresiones, protegiendo nuestra integridad física intelectual filosófica humanista y espiritual.  
  8. NECESITAMOS EL FIN INMEDIATO DE LA PARTICIPACIÓN CÓMPLICE ANTE EL GLOBALISMO TOTALITARIO. Consideramos que muchos de los conflictos actuales se deben a la aceptación tácita de las ordenes y requisitos que imponen los organismos internacionales situados fuera del ámbito del Estado de España. Los cargos que los ocupan, no han sido elegidos por el pueblo español. Por consiguiente, ningún municipio debe tener que cumplir con mandatos que no respetan la ley natural y la inquietud y convicción de los individuos a quien van dirigidas dichas fuerzas arbitrarias. Las numerosas calamidades que existen en todo el mundo, son producto del agresivo deseo del pequeño círculo dominante que se filtra a través de la dictadura digital de los algoritmos. Se está forzando a la esclavitud que se maquilla convenientemente desde la ingeniería social y la colaboración de los medios de propaganda. 
  9. NECESITAMOS LA LIBERTAD SUFICIENTE PARA ORGANIZARNOS SIN SER RESTRINGIDOS. Consideramos que en los casos de discrepancia, será el Juicio Popular Soberano quien reuniendo a los afectados y protagonistas, resolverá mucho mejor el asunto o tema motivo de conflicto, antes que los tribunales de justicia tradicionales. Queremos que muchos habitantes puedan ser felicitados por su labor, y no sólo denunciados y sancionados. Entendemos que supervisar los avances de los acuerdos y rectificar las fallas del sistema actual, redunda en una mayor calidad de vida y un estilo más tranquilo y relajado.
  10. NECESITAMOS LA TIERRA PARA LABRAR, LOS ANIMALES PARA CUIDAR Y ALIMENTAR A LA POBLACIÓN, ADEMÁS DEL CONTROL DEL MAR Y EL CIELO Y DE LAS TECNOLOGÍAS, DESDE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL. Consideramos que cualquier limitación o intromisión que vulnera o viola la Declaración Universal de los Derechos Humanos firmada por las naciones unidas y, en especial, por España, debe ser respondida desde el boicot y el sabotaje, pero sin ninguna clase de violencia. (I) Cuando en el curso de los acontecimientos humanos, se vuelve un imperativo obligado para cualquier individuo el utilizar un celular, entendemos que el gobierno central debe regalar el dispositivo móvil inteligente o por el contrario, liberar a los ciudadanos de cualquier imposición de trámite digital. Insistimos en deshacernos de las ataduras cibernéticas que otorgan a la Inteligencia Artificial mayores atribuciones incluso que las propias que hasta la fecha disponía el gobierno del Estado de España. Se trata de una situación inverosímil que debe corregirse con suma urgencia. (II) El Internet nos ha conectado con otros, pero nos hace dependientes del sistema (no dependientes de los demás, sólo de la estructura de funcionamiento), y, asumir esta dependencia como norma y ley, en vez de adicción o voluntaria desconexión inmediata, es cuestión a debatirse, pues debe revisarse ya, dado que es una circunstancia vital de necesidad. Si alguien quiere desenchufarse, no hay razón para que no pueda hacerlo sin quedarse automáticamente excluido de España. (III) Entre los poderes que la población le concede al representante político que como candidato, luego gobierna, no está la condición de renuncia al alma humana y la vibración de su energía. Las leyes que la naturaleza, como lo es por ejemplo la gravedad, y, el dios mismo de la naturaleza, no están concediendo el mando a ninguna institución o nación o rey o individuo y, mucho menos, a las máquinas y las computadoras. Requerimos un decente respeto por nuestras opiniones y convicciones. Que sea el presidente y sus ministros quienes expliquen las causas que los impelen a la separación que les otorgan virtuales condiciones desde la ficción jurídica. Nosotros celebramos estas verdades por ser evidente que todos los seres humanos somos creados indivisibles e inalterables, con atributos innatos que son intransferibles y, que sin embargo, se armonizan para gestar el ambiente que propicia al igualdad de condiciones y oportunidades para los habitantes de la Tierra. Los habitantes de los territorios del planeta, estamos dotados por un valor que ninguna autoridad puede arrebatarnos. Lo que no necesitamos es la injustica social y el agravio sistemático. (IV) Somos conscientes de nuestros derechos “naturales”  que provienen de los dones del creador o la fuente universal. Entre ellos están la vida, la consciencia, el libre albedrío, la intuición y la percepción, tanto como la verdad del amor en libertad, como causa que desencadena la fraternidad necesaria para la paz. Para afianzar a estos derechos, que son principios elementales, se instituye el esquema de funcionamiento que organiza al acimut comunal. (V) La administración local resulta dela gestión pública que configura el gobierno del pueblo, para el pueblo, por el pueblo y con el pueblo. Derivando su acción directa en las relaciones e interacciones del municipio por medio del consentimiento de los habitantes que aceptan al nombrado que han elegido para que los represente -como delegado- desde la democracia participativa y el mandato imperativo. (VI) Entonces, estas premisas resultan de los acontecimientos sucedidos desde marzo 2020 porque siempre que haya cualquier forma de tornarse destructiva para sí misma la civilización, es de responsabilidad que la gente prudente y sensata tome cartas en el asunto para que juguemos con nuevas reglas. Por lo tanto, alterar o abolir cualquier forma de gobierno ineficaz o tirano es viable y conveniente el instituir una alternativa como lo es, la evolución altruista que proponemos y se caracteriza por la sociedad mejorada: la sociedad que se mejora a sí mismas desde la base. (VII) Basamos pues nuestra concepción de comunidad que crece exponencialmente como la consciencia de unidad que aúna esfuerzos, detecta afinidades y establece alianzas para garantizar el apoyo mutuo y la ayuda recíproca desde el afecto y el respeto que deriva en empatía y sincronía. Sinergia y simbiosis de almas. Fraternidad en el mundo que sea hace más saludable y solidario, más creativo y cooperativo, más pacífico y alegre. Nos fundamentamos en dichos principios y nos organizamos con las mencionadas premisas de tal forma, que resulta más seguro y probable alcanzar la plenitud de facultades en el territorio que ocupamos los seres humanos. Los individuos que habitamos la Tierra, y no el metaverso del ciberespacio que se ha convertido en un auténtico campo de concentración. (VIII) Queda dicho es escrito que no somos anti-sistema ni abogamos por la destrucción. Instamos a una sana convivencia bajo el marco de la igualdad de oportunidades. De hecho, nuestra respuesta a la situación actual está más que justificada, no surge por causas vanas o livianas o efímeras y transitorias. (IX) La historia pasada demuestra que la población en general, está dispuesta a sufrir, mientras los males sean soportables, pero con la excusa del “bien común” se ha presionado hasta extremos indecentes y, han quedado al descubierto las verdaderas intenciones e intereses de un élite reducida sin consciencia, torpes en materia de amor sensibilidad y compasión, por consiguiente, iniciamos desde la tierra, desde el transitar por el suelo que pisamos con firmeza, sabiendo quienes somos y a donde vamos. (X) Decidimos modificar las formas a las que nos han estado acostumbrando para transformar la realidad en una opción más satisfactoria. Porque ha sido un largo trayecto de abusos y usurpación de la verdad y la libertad, y, de continuar así, nos convertíamos en cómplices de la misma extinción de la especie humana. (XI) Es con la sensación de que hay un plan para continuar reduciendo la bondad del alma, destruyendo la integridad humana, bajo un despotismo absoluto, consideramos un obligación inminente, el pasar al siguiente nivel y prosperar en la concepción de la alternativa que se origina en el acimut comunal.
 

(*) DISPOSICIÓN VITAL ÚNICA (que debe asumirse en virtud del compromiso reflejado en los Estatutos).

PUNTO CRUCIAL. Por voluntad de los habitantes del territorio, previa solicitud formal y sólo en los casos extremos de evidencia notoria (suficientemente documentada), se tramitará la consulta (digitalmente) a modo de Moción de Censura.

Por consiguiente, queda establecido que podrán destituirse a los funcionarios públicos o al legislador de la administración objeto de investigación, en caso de ser preciso e inevitable.

Primero se dará el proceso de sondeo, antes de confirmarse la acusación y solicitud directa. Cuando un mínimo de 100 residentes censados en el municipio soliciten la participación general del resto de la población (a través de su celular), para dar curso al evento exclusivo presentado en detalle, y, así, todos los habitantes son participantes de la decisión.

Fijándose como acuerdo tácito que el resultado transparente sea fehaciente y suficiente para su puesta en practica, es decir, vinculante, y, en caso de hacer caso omiso el titular, entonces queda retratado ante todos, pudiendo finalizar su mandato pero creándose la inhabilitación automática para la vida pública en el futuro.

La institución y el pueblo reclamarán la destitución del cargo elegido y nombrado por el mismo pueblo, sin embargo, será su consciencia y voluntad, lo que determine el momento exacto de la ejecución de la renuncia formal (por petición popular). Así, con este desenlace, queda evidenciado uno de los principios humanista que habla del libre albedrío.

La desobediencia es el verdadero detonante para el libre albedrío (cuando obedeces el dictamen de otro, inmediatamente te conviertes en esclavo). Es vital que quien sufre un proceso de acusación popular realice un autoexamen y reflexione, recapacitando en la intimidad, haciéndose cargo de su responsabilidad. Cada uno debe poder actuar desde la dignidad. Dudo que la tenga alguien que actúa con negligencia ante la petición popular. La consciencia es fundamental para la excelencia humana. En función del acimut comunal que se propicien las adecuadas situaciones.

No comments yet.

Deja una respuesta

ALEXANDRO ENERGYS - Webmaster